El monasterio maldito

Montasterio de San Ginés de la Jara

Santi García (07/07/2019 18:40)

Se trata de uno de los pocos monasterios que se conservan en el litoral murciano y en el que el halo de misterio lo rodea desde el siglo XVII. San Ginés de la Jara, Santo nacido en Francia en el siglo XIII y que aglutina dos religiones tan diferentes como la Cristiana y la Musulmana (no en vano es reconocido por ambas y a lo largo de la historia se ha usado su figura para pacificar las tierras cartageneras y murcianas), posee un monasterio en la pedanía del Estrecho de San Ginés (carretera Cartagena-La Manga del Mar Menor) que ha sido enclave de muchos misterios y enigmas.

El primero que se me viene a la cabeza es el hecho de que sus tierras son «malditas» desde antiguo... literalmente. Debido a la salinidad de la zona no se puede cultivar absolutamente nada, ninguna semilla fructifica y las pocas palmeras que quedan en pie están a punto de morir.

Construido muy posiblemente sobre un gran templo de dimensiones colosales de época ibérica (lo sabemos por catas arqueológicas de M. Berrocal en el año 1992), encierra, en sí mismo, el misterio de los templarios, quienes estuvieron en el siglo XVI protegiendo las tierras limítrofes del reino de Murcia de los infieles y dando cobijo a los cristianos peregrinos a Caravaca.

Aunque esta afirmación hay que matizarla: templarios, como tales, no existieron. Pero sí la orden militar de Santa María de España, creada por Alfonso X, a la postre, misma misión.

Algunos cronistas de la ciudad, como Eduardo Cañavate Navarro, hablan de un campanario templario en la iglesia del monasterio, pero solo por la propia planta octogonal de la misma. Este hecho no es argumento suficiente como para hablar de «templarios»; pues el octógono, el ocho en sí, es un número relacionado siempre a la eternidad y la divinidad, ya que es un número que no tiene ni principio ni fin (como el círculo). Pensemos en otro ejemplos que nunca consideraríamos «templarios» como un baptisterio (donde se realizan bautizos) también de planta octogonal.

Pero continuemos con los misterios. Lo más curioso es que el monasterio que queda en pie y que estás apreciando en las fotografías de este artículo no es el original... se trata de una fase constructiva del siglo XVI y XVII. ¿Que es lo que llevó a ocultar por completo los restos del monasterio del siglo XIII? Hoy aún no se sabe y se desconocen las causas.

Fruto de cientos de hurtos, actualmente se encuentra en fase de restauración. Tras más de 30 años de intentos fallidos por parte de la administración local, hoy no se puede visitar si no es en compañía de un arqueólogo, pues realmente hay zonas que son peligrosas para deambular por sus paredes.

Tenemos constancia de que se han producido en su interior experimentos de todo tipo: desde ritos satánicos hasta investigaciones adimensionales buscando restos de actividad paranormal. Por este motivo las criptas del siglo XVII (varias... sí) han sido saqueadas y, por ende, nos han obligado a trasladar los restos de los antiguos monjes guerreros a un osario en el actual cementerio de San Ginés. Ninguna de estas investigaciones o ritos han dado fruto conocido... de momento.

Pero si algo debe llamarnos la atención es el hecho de que cuando atraviesas las el límite del entorno del monasterio, por la zona de huerta y jardines, por ejemplo, se hace el vacío y no se escucha nada. Cuando digo nada es nada. Y es complicado porque el monasterio está a escasos metros de la autovía. Es muy inquietante el estar entre sus límites y notar, hasta el extremo, como la vida se detiene en su entorno y en sus paredes.

Por fuera del mismo se pueden ver topos, conejos, jabalíes, insectos... 3 metros dentro su entorno no hay nada. Y os lo digo yo que he estado a más de 6 metros bajo tierra en las catas arqueológicas del monasterio. Ni un solo insecto. Muy inquietante... para mí al menos.

Cada artículo publicado en «lareddelmisterio.com» es responsabilidad de su autor y del/de los responsable/s del canal en el que se publica. «lareddelmisterio.com» no puede garantizar la veracidad de la información publicada, ni se adhiere a ninguna opinión. «lareddelmisterio.com» únicamente se hace responsable de los artículos publicados con su firma. No obstante, no se publicará ningún artículo que vulnere ninguna ley vigente en España y, si se hubiese publicado por error o desconocimiento, será retirado inmediatamente en cuanto se tenga constancia.